sábado, 20 de octubre de 2012

Como niña con zapatos nuevos...


Cuando llegué al lugar de encuentro, puntual, ella ya estaba ahí. Había visto su foto así que su físico no me era nuevo. Más tarde descubrí que ya la conocía, que sus fotos hablan por ella y que la Marina Cano que encontré está muy próxima a la que se adivina al ver su trabajo y seguir sus entradas en Facebook. Cercana y sencilla, con esa grandeza que viene en tarro pequeño, sin mucho ruido ni ostentación. 

Esta cría de cebra es preciosa. El pelaje es algo diferente al de los adultos, de color más clarito y afelpado.
La jirafa es majestuosa. Me emocioné al poder acariciar su cabeza y ver sus ojos en detalle. Lleva maquillaje y pestañas postizas de manera permanente ;)  es alucinante !!! os pongo más abajo un detalle...
¡Ojo de jirafa!


Su trabajo adquirió todavía mayor dimensión para mi después de pasar un día con ella y experimentar en primera persona la dificultad de sus fotografías. Pienso en todas esas escenas en las que ha logrado encuentros entre la mirada del animal y su objetivo que quitan el aliento, o aquellas en las que los protagonistas se relacionan de diversas formas. Y ella está ahí, y apunta el objetivo al lugar exacto, y aprieta el click más certero, con esa suerte que tienen únicamente quienes la buscan a base de horas y horas de presencia y observación. 
El "cuanto más trabajo más suerte tengo"  es más cierto que nunca en este entorno.
Conoce a muchos de los animales por sus nombres, se sorprende de lo mucho que han crecido los cachorros desde la última vez que los vio y cuenta historias sobre el origen de cada uno. Esto hace que sus fotografías adquieran mayor valor si cabe. Y también ahora ya sé qué pasaba el instante anterior a que hiciera mis fotografías favoritas. 


Otro detalle del precioso ojo. Acariciar la cabeza de la jirafa fue muy emocionante....

Y yo ? como niña con zapatos nuevos por pasar dia completo de su mano en Cabárceno. Llena de más ilusión que pericia manejando un teleobjetivo nuevo para mi.  El exceso de entusiasmo me llevó a perder muchos momentos preciosos al precipitarme, esas son fotografías que ya solamente estarán en mi memoria....pero aún y así creo que me fui con una bonita colección de recuerdo. Comparto algunas con vosotros en esta entrada, probando diferentes modos de edición,  y os animo a visitar www.marinacano.com en donde se puede ver una selección de fotografías de mi profe en su libro sobre Cabárceno. Su segundo libro, titulado "Drama and Intimacy" está a puntito de salir y también promete ser espectacular.

Si algo tengo claro después de esta visita es que Cabárceno me volverá a ver..... sus habitantes y mi anfitriona me han capturado.



La mirada del gorila. Nos parecemos tanto a ellos.....
Los osos parecían sacados de una tienda de peluches. Este jugaba ..me lo parece a mi o ¿se está riendo?

Con carita de "yonofui"
Mamá y el peque
Algo conversaban madre e hijo mientras el más chiquitín jugaba
Una de las cosas que más me impresionó de los monos fue el comportamiento de las madres.


Lindo "gatito".... preciosos los linces
Conversando
¡¡¡Por favor hazme caso !!!!, o eso leo en la mirada de la leona al único macho que se hace el interesante
Dame un beso, anda......
Las avestruces comparten espacio con las jirafas....de cuellos largos debe de ir la cosa....

Jugando un poquito con mis fotos

Pelín enfadada la leona...parece que son muchas hembras para un solo macho. Igualito que los humanos :-)






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada